Desde el 2016 se decidió poner en marcha el uso de la facturación electrónica en Panamá emitidas por el por el Sistema de Factura Electrónica de Panamá (SFEP). Pero no es hasta el 2018 cuando empieza a delinearse las primeras normativas que determinarán a este proceso.


Finalmente se opta porque entre en funcionamiento desde el 2021, despertando el interés de propios y extraños. Esta medida fiscal forma parte de un proceso que busca cambiar la forma de registrar las operaciones, ventas de bienes, transferencias y servicios prestados.

¿En qué consiste la facturación electrónica?

Es una medida tomada por el Ministerio de Economía y Finanzas (MEF) y la Dirección General de Ingresos (DGI) con el fin de disponer de control y registro más efectivo de las recaudaciones.

A partir de esta medida se espera poder alcanzar los objetivos anuales de recaudación, por lo que desde su entrada en vigencia hace apenas unos meses atrás se ha orientado a facilitar la fase de adaptación de las empresas, los profesionales y los sectores industriales del país.

Este cambio consiste básicamente en transmitir de forma electrónica los datos acerca de cómo se registran y administran los tributos para disponer de un sistema de información mucho más eficaz. Que contribuya con el cumplimiento de las metas de recaudación del DGI.

En esta misma línea, para una feliz transición a este nuevo método la DGI proporciona un facturador gratuito a los contribuyentes que se muestran receptivos y dispuestos a trasladarse a este tipo de facturación. Posteriormente de que lleva a cabo su proceso de registro y autorización.

Marco Legal

Cuenta con el aval que le otorga el Decreto Ejecutivo Nº 367 y la regulación del mismo. En este sentido, quienes se adhieran al sistemas de facturación electrónica y hayan sido exceptuados de utilizar Equipos Fiscales, podrán seguir la normativa y requisitos legales que rigen esta reciente medida.

El Sistema de Facturación Electrónica de Panamá, ha delineado un plan de 4 fases, por medio del cual se estima que favorezca la adaptación del sector empresarial y de la sociedad panameña a esta nueva estrategia fiscal.

Para continuar dándole un cuerpo legal a estos procedimientos el 29 de diciembre de 2020 se emitió el Decreto Ejecutivo Nº766. Y el 26 de mayo del año en curso, se promulga el Decreto Ejecutivo Nº 147 que le concede la validez tributaria y va sentando las bases para trasladar el proyecto del papel a la práctica.

La estructura inicia con una primera fase de Diseño, seguida de la Construcción, siendo la tercera el Plan Piloto Voluntarios y finalizando con la masificación. Las primeras fases ya están listas. Y ya se conocen los formatos y procedimientos que dirigen sus accionar y se dispone del documento que las registra.

El plan piloto cuenta con la participación de 50 empresas. Y luego de esto se espera que con la masificación la afiliación se expanda a todos los contribuyentes.

¿Qué beneficios trae consigo?

Se emplea como una vía que facilite el tránsito hacia la transparencia tributaria, como un mecanismo que frene la evasión fiscal. Y cada empresa pueda contar con un control auténtico y pormenorizado de sus clientes y de sus ventas.

Esta factura es un documento puramente electrónico que pretende poder ser un impulso para la economía digital. Aunque no descarta al sistema de negocio físico tradicional, concede su espacio y promueve a la economía digital, así como a los nacientes modelos de comercio electrónico.

De esta forma, se apoya a la innovación panameña en sus procedimientos empresariales. E incremento de la competitividad de nuestras empresas, como una forma de acrecentar su productividad.

Además de que permite y promueve que los contribuyentes no falten en el cumplimiento de sus obligaciones fiscales y tributarias. Para que se cumplan las metas de recaudación y Panamá se convierta en unos de los puntos más atrayentes para las multinacionales y sus respectivas inversiones sean dirigidas al país.

¿Cómo me sumo a la facturación electrónica?

El contribuyente como persona natural o jurídica debe presentar su solicitud formal en la que exprese su deseo de transferirse al nuevo sistema de facturación electrónica. E introducirlo en la Dirección General de Ingresos. 

Luego de eso, la DGI  se encargará de emitir su decisión a través de una resolución en la que estipula si la petición se acepta o si por el contrario ha sido rechazada. Este procedimiento completo se lleva a cabo durante un periodo máximo de 30 días.

Los contribuyentes se designan a partir de una evaluación previa, de la naturaleza de cada una de sus operaciones o del volumen de la facturación que realizan, para determinar si es propicio el uso de la facturación electrónica.

La no utilización de los Equipos Fiscales no obliga a tu empresa a descartarlos. El uso del software que emite cada factura electrónica, permite regular el comercio electrónico.

En Resumen

La Dirección General de Ingresos de la mano con el Ministerio de Economía y Finanzas están encabezando una nueva medida que espera poner freno a la evasión fiscal. Y al mismo tiempo contribuir al impulso de la economía nacional panameña.

Para esto ha pasado por un largo proceso de estudio y diseño de cada fase de implementación de la facturación electrónica en Panamá para que sea bien recibida por el sector empresarial y despierte su interés de sumarse a la iniciativa.

Cuenta con un respaldo legal sólido sobre el que se sustenta todas las acciones que comprende esta medida. Con una clara visión de los recaudadores, acerca de los beneficios que esto puede llegar a representar.

La modernización y optimización de todos los procedimientos que mantienen en marcha a un país son un buen estímulo y señal de avance. Por lo que gracias a los mecanismos de control de las máquinas fiscales se tiene un conocimiento real de la situación económica.

Cronapis se satisface de formar parte de esta modernización y avance a través del servicio de facturación electrónica que proporciona a sus clientes.


La DGI se encarga de determinar los contribuyentes que se anexarán a este formato. Y quienes sean autorizados contarán con un plazo para adquirir los requerimientos técnicos que la facturación electrónica amerita.


Leave a Reply