Diferente a lo que se puede creer, las tendencias del consumidor debido al COVID-19 están definiendo una nueva línea en el mercado tradicional que, para sobrevivir, debe transformarse a través del desarrollo de tiendas virtuales; es por eso que muchas marcas físicas se han vuelto al entorno digital y han establecido una comunicación más efectiva con sus consumidores.

Con los ojos de todo el mundo fijos en los datos de contagiados por Coronavirus a diario y la constante expansión de las medidas de distanciamiento social, es normal que las personas anticipen los cambios drásticos en la forma en que solían vivir y consumir los artículos que desean y necesitan.

Este reconocimiento por parte del consumidor inspira a las empresas a comprender que estos cambios están transformando de forma definitiva los sistemas de gestión empresarial y procesos que han constituido a los negocios desde tiempos iniciales, cambios que pueden ir desde la cadena de suministro hasta la adopción del comercio electrónico en general.

Las tendencias que muchos buscadores y analistas de datos de usuarios por internet han analizado en estos últimos meses indican que el comportamiento del consumidor está impulsando que las empresas deban tener tener presencia en línea, lo que significa el aumento de la demanda tiendas virtuales que puedan proveer sus productos y servicios a través de internet.

Consumidores impulsan el desarrollo de tiendas virtuales

De acuerdo a datos analizados por la firma de consultoría e investigación Technomic, el 52% de los consumidores están tratando de implementar el distanciamiento social y el 32% prefieren quedarse en sus casas debido al temor por Coronavirus, eso no sólo significa que más personas compran en línea sino también, que la naturaleza de la demanda ya no solo se trata productos de primera necesidad, se evidencia un aumento de compras por internet de nuevas categorías de productos.

Anteriormente, muchas empresas exclusivamente físicas anunciaban estar planificando su expansión en el comercio electrónico pero el COVID-19 ha acelerado este proceso.

Y aunque estas empresas pueden parecer mejor equipadas para satisfacer las nuevas necesidades de los clientes, debido a la pandemia, este cambio se ha estado descontrolando, entre los datos reflejados en Technomic, los consumidores comienzan a comprar en categorías que no se habían previsto, aumentando no solo las compras en línea de estos nuevos productos y servicios sino también las demandas por los mismos.

Entonces, con el tan esperado pero acelerado cambio hacia las compras en línea, el comportamiento del consumidor en el momento de la pandemia de COVID-19 se trata principalmente de una inclinación favorable al desarrollo de tiendas virtuales que puedan proveer sus productos y servicios.

Teniendo en consideración además que este nuevo cambio viene con nuevos desafíos, ya que en su mayoría es un usuario acostumbrado a las ventas tradicionales y que espera, en gran medida, plataformas intuitivas que puedan ayudarlo y guiarlo en los procesos de compra, que provean respuestas rápidas y sencillas tiendas virtuales que le brinden información sobre el producto, además del costo.

Aumento del desarrollo de tiendas virtuales

Las limitaciones de movimientos, los temores por salud e incluso, las medidas de distanciamiento social aplicadas por los gobiernos han traído consigo un aumento de los pedidos en línea de comestibles, esto ha desafiado a todos en la industria a repensar la cadena de suministro, sus modelos de negocio y cómo están llevando sus productos a los consumidores.

Es importante tener en cuenta que la efectividad del comercio electrónico depende en gran medida del contexto en el que se encuentre, por ejemplo, ciertos países ya tienen la infraestructura adecuada para girar rápidamente hacia el aumento de las compras en línea, construyendo entornos orientados a las comportamientos de un consumidor experimentado, mientras que otras comunidades han tenido más dificultades para hacer esta transformación, por lo que deben presentar modelos de tiendas en línea menos recargadas y más orientadas a su público.

Sin embargo, esas son las pocas diferencias que se visualizan en las tendencias del consumidor, ya que en general, la mayoría anhela nuevas formas de obtener sus productos de manera segura, lo que ha llevado a un aumento de las innovaciones, un uso catalizado de la robótica y la inteligencia artificial para el desarrollo de tiendas virtuales.

Si bien esta tendencia ha experimentado un enorme aumento en los últimos dos meses, la pregunta de muchas empresas se centran en si durará o no, si se debe más a una necesidad de conveniencia o una necesidad de seguridad por parte de las personas, si podría no durar más allá del alcance de la pandemia.

No obstante, es probable que dure y que transforme las nuevas maneras de comercio electrónico existente, debido a que la tendencia hacia el desarrollo de tiendas virtuales ya estaba en auge antes del brote, además de que su crecimiento sólo ha sido catalizado por la pandemia, así que lo más factible es que siga siendo parte de los hábitos de compra de las personas.

Evolución de la tendencia del consumidor

En las primeras semanas de los mandatos de quedarse en casa, los vendedores sintieron que estaban en terreno inestable. El cierre de las tiendas físicas presentó una oportunidad para el comercio digital, pero la creciente tasa de desempleo creó incertidumbre sobre si las ventas de productos comerciales y de consumo se detendrían o no.

Después de un par de semanas, quedó claro que los consumidores dependían más del comercio electrónico que nunca para obtener artículos esenciales y no esenciales por igual (desde máscaras faciales y guantes hasta rompecabezas y juegos inflables para niños).

Sorprendentemente, otra de las industrias que pudo ver un aumento de ingresos por compras en línea fue el sector automotriz, con un 42% más desde marzo en comparación con el 9% que presentó para el mismo mes en 2019. Además, Google reflejó que las tasas de conversión en las tiendas virtuales de esta industria a principios de mayo frente a los datos de marzo, aumentaron incluso un 11.1% más.

Entre las ventas que sí se vaticinaban aumentos, se encuentran los juegos de mesa y los rompecabezas, los cuales aumentaron un 240% y las ventas de sets de construcción infantil aumentaron un 59%, si bien los minoristas de rompecabezas se están beneficiando de sus enormes aumentos en las ventas, muchos de sus fabricantes solo están trabajando al 40% de su capacidad, lo que hace que satisfacer esa demanda sea muy difícil.

Entre las industrias que han presentado problemas de ventas durante la pandemia se encuentran la textil y la de casinos. En el caso de la primera, en muchas partes del mundo las ventas de prendas de vestir continúan disminuyendo y las ventas minoristas cayeron casi el doble en abril en comparación con marzo de 2020.

Desarrollo de tiendas virtuales como solución empresarial

Mantenerse actualizado sobre esta pandemia y sus efectos en el comercio electrónico es un gran primer paso para enfrentar la tormenta, conocer sobre las tendencias del consumidor puede alentarlo a invertir en una solución empresarial y desarrollar una tienda virtual que pueda ser el canal de ventas de su marca que vaya más allá del tiempo.

Es por eso que los empresarios deben impulsar el crecimiento del comercio electrónico durante la pandemia de COVID-19 y aprender a adaptarse al comportamiento de su público, de esa forma, su audiencia verá que está unificando estrategias digitales para estabilizar su entorno tradicional y ofrecerle la opción que tanto espera en el ecosistema en línea.

El desarrollo de tiendas virtuales es una solución empresarial que pretende tener incluso más proyección de cierres y ventas que la tradicional, es por eso que todos los negocios deben mirar más allá del momento actual y escuchar a su consumidor, enfocarse a la transformación digital y crear una presencia en línea que pueda solidificarse incluso después de la pandemia.

Leave a Reply